jueves, 14 de octubre de 2010

CuEnTaCuEnToS: El 29 de Octubre cumplo veintiocho años...

El 29 de Octubre cumplo veintiocho años de mi novena vida. Si, se que si lo digo así puede llegar a sonar raro pero así es, llevo nueve vidas a mis espaldas. Seguro que a estas alturas todos os estaréis preguntando cómo puede ser eso posible. Muy fácil. La primera vida es la que tengo con María y Juan, mis padres. Ellos me vieron nacer, crecer, me educaron e intentaron hacer de mí un hombre de provecho. La segunda vida es la que tengo con Elena, mi mujer. Ella es puro cariño, pura ternura, la mujer perfecta, para ella no hay nada como una tarde acurrucados en el sofá viendo su película favorita arropados con una manta y bebiendo chocolate caliente. Nos conocimos hace 14 años y el mundo se paró en ese día. Mi tercera vida es aquella que comparto con el pequeño Aitor, mi hijo. Para él soy el mejor superhéroe de todos, el caballo más rápido del mundo, el compañero de juegos perfecto, el extraterrestre más simpático y el papá que mejor lee los cuentos de buenas noches. La cuarta vida es aquella que comparto con mis compañeros de trabajo. Ellos no se preocupan demasiado por mí, simplemente compartimos oficio cada día, sin importarnos mucho más. ¿Mi quinta vida? Mis amigos, esos que nunca fallan, esos que siempre están ahí, esos con los que comparto ilusiones, cervezas y partidos de fútbol, esos que siempre tienen una sonrisa para alegrarte el día, esos que no recuerdan las fechas importantes pero sí te llaman a las 3 de la mañana en mitad de un concierto para que escuches tu canción favorita. La sexta es la que tengo con mis vecinos, buenos días, buenas tardes, buenas noches, ¿qué tal la familia?, ¿qué tal el trabajo? la verdad es que esta no es muy intensa pero siempre está ahí. La séptima es la que desperdicio haciendo cosas que realmente no me gustan, como por ejemplo cuando veo un programa en la tele que no me gusta, cuando tengo que ir a casa de mis suegros o cuando tengo que fregar los platos, odio fregar los platos. La octava es la que tengo con Leo, un perrito que recogimos de la calle un domingo de lluvia. Al principio era un trasto pero poco a poco se convirtió en otro más de la familia. ¿Cómo educar a un perro y no morir en el intento? Esta vida está llena de preocupaciones y de intentos de educarle aunque, sinceramente, sigue mordiendo mis zapatos y escondiendo el mando a distancia de la televisión. Llegamos ya a la novena, aquella que mencioné al principio, esta es la vida que lleno con los buenos momentos, con las sonrisas, los besos, los abrazos, las noches bajo las estrellas, las risas de mi hijo, los paseos con mi mujer, las tardes de pesca con mi padre, las galletas de mi madre, las apuestas con los amigos, los conciertos, las cenas, las noches seguidas de mañanas con dolor de cabeza, en definitiva, aquellos momentos que me hacen feliz. Pueden ser un instante o un buen rato, todos esos momentos se acumulan en mi vida, en la novena, por eso, me siento muy afortunado ya que el 29 de octubre cumpliré veintiocho años de mi novena vida.

1 comentario:

Carlos dijo...

Y la décima es la primera de todas las demás, es aquella que te lleva en busca de tus sueños.

Parecía mostrar sus muros la frase, atrapada en su propia fecha, en su propia persona, pero una vez mas alguien, tú en este caso, pudo derribarlos :)

Un abraccio