miércoles, 30 de marzo de 2011

CuEnTaCuEnToS: La casa se inundó de un olor a arroz con curry...

La casa se inundó de un olor a arroz con curry, "otra vez arroz con curry " pensó, " y ahora saldrán volando las sillas y se pegarán al techo" Efectivamente, las sillas salieron volando y se pegaron al techo, como si ese fuera su verdadero destino. "Ahora entrará el perro azul y se pintará las uñas". Una vez que las sillas estuvieron bien pegadas al techo por la puerta trasera de la casa entró un pequeño pero sin raza, de color azul y cogiendo un lápiz empezó a pintarse las uñas. "Los platos, los peces y los osos". El perro terminó de pintarse las uñas y salió por el mismo lugar de donde había venido, no sin antes guiñarle un ojo a un plato de porcelana que se puso a bailar con sus compañeros de armario. Cada plato tenía dibujado un pez, los peces bailaban también dentro de los platos cada uno al ritmo que quería. Apareció un oso, cogió un pez de un zarpazo, sonrió y se lo llevó a los demás que lo esperaban en la puerta. "Ahora el zapato". Un zapato de madera golpea las sillas del techo. Se podría decir que taconea pero en verdad se parece más al sonido de un martillo. "¿Ahora?"

Y como cada día ese es el momento en el que Teresa se despierta. El mismo sueño, las mismas dudas, los mismos sentimientos. Cuatro días soñando lo mismo, ¿una premonición? Está demasiado cansada como para aventurarse a descifrar el sueño misterioso, en su mente, todavía huele a arroz con curry.

8 comentarios:

Hell dijo...

Pues no está nada mal la paranoia de sueño que has publicado.
En realidad, a mí me encantaría poder escribir todos los sueños que tengo, aunque muchos serían ataques de ansiedad, al no poder lograr lo que quiero. En fin... los sueños, sueños son!!!
Corto pero bonito y original!
A ver qué sueñas esta semana para publicarla la que viene!!! :)

Besos!!!

Hell.

Jara dijo...

Jolin que rabia me da cuando todo acaba siendo un sueño!!
pero la primera parte tiene enganche! me has recordado un poco a Popi.

un besote guapa

Carlos dijo...

El curry mezcla de especias que le dan ese color sol, la rebeldía y desorden del mobiliario, azul, peces, oso y por ende ríos, sonido de taconeo, llega abril! :)

Un abraccio!

atenea dijo...

Ya me veía yo intentando buscar sentido entre tanto surrealismo y resulta que era un sueño... pero vaya sueño!! jajaja

Muy original :)

Besos!!

Emma Grandes dijo...

Yo también tuve un sueño que se repetía muchas veces cuando era pequeña. En realidad nunca supe su significado ni si fue una premonición que se cumplió que todavía no se ha cumplido. Lo único que sé es que recuerdo cada escena de ese sueño como si lo hubiera soñado esta misma noche...
Nos has llevado a un mundo de fantasía, de magia, de olores y de incertidumbre. Me ha gustado mucho. Me "engancho a tu blog" ;)
Saludos desde mi mirilla!!!

Roc dijo...

Ya veo que el curry no es lo tuyo y te despierta pesadillas. Más bien sueñas pesadillas... Eso, que no te gusta el curry...
Por cierto, el sueño es muy traumático, al menos para mi, que no soporto que las cosas estén fuera de lugar.
El relato estupendo como de costumbre.
Un abrazo.

Niobiña dijo...

Creo que la protagonista debería dejar de cenar curry, porque se le indigesta un poco.

Muy bueno nena, menuda ida de pinza.

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

*Sechat* dijo...

Fantasía en estado puro. Me parece un sueño formidable el tuyo. Chapeaù!