sábado, 9 de junio de 2007

Para Ti


¿Te puedo contar una cuento?
Este cuento trata de que un día la luna se sintió sola, tan sola que ni siquiera los millones de estrellas que la rodeaban la hacían sentir acompañada. Las estrellas no sabían que le pasaba a la luna, querían ayudarla, que volviera a brillar como antes, que volviera a hacerles las noches más cortas, que volviera a ser la reina del cielo, pero nada alegraba a la pobre luna.
Una día una estrellita muy dicharachera fue a hablar con la luna, quería saber que le pasaba. Se acercó a ella y le dijo que su mamá le había dicho que la luna estaba triste pero que ella no se lo creía y por eso había ido a hablar con ella, para demostrarle a su mamá que la luna no estaba triste. La luna esbozó una sonrisa que desapareció un un instante. La estrellita comprendió que era verdad lo que tanto temía. Se sentó en su regazo y le preguntó:

- ¿Qué te pasa luna? ¿Acaso estás triste?- la luna solo entrecerró los ojos - ¿Pero porqué estas triste? ¿Por qué ya no juegas con nosotras? ¿Te has enfadado?
- No chiquitina, es que me siento sola.
- ¿Sola?
- Sí, vosotras estáis siempre muy juntas, pero yo no tengo a nadie que sea como yo.
- Bueno, eso no es del todo cierto. Mi mamá me ha dicho que por las mañanas cuando tu te vas a dormir se asoma otro como tú, pero nunca te habla. Siempre viene un poquito antes de que te vayas pero solo te observa.
- ¿Y por qué no viene antes?
- Porque es muy tímido. Tú nunca le haces caso pero cuando ya te has ido del todo se acerca a nosotras y nos cuenta cosas. Nos ha contado que le encantaría conocerte pero que le pareces tan especial que no quiere molestarte.

La luna a partir de esa noche, supo que había alguien a quien le importaba, y ya no se sintió sola nunca más. Todas las mañanas antes de irse a dormir mira de reojo a su admirador, y con una sonrisa se va. Las estrellas son las encargadas de llevar los mensajes que se mandan. Mensajes que solo ellos entienden, sabiendo en el fondo que su amor es imposible, el Sol y la Luna unidos por las estrellas, tan unidos que no pueden vivir el uno sin el otro, tan unidos que se complementan, que saben que el otro está a su lado aunque no lo vean. Porque ellos no han conseguido verse, solo intuirse, porque la magia no se ve, pero se siente.

3 comentarios:

Jara dijo...

Jo me ha encantado :(((
me lo guardo vale?
muas

Jara

Asiria dijo...

La magia reside en ti. Tú eres esa estrellita que se preocupó por quien lo pasaba mal, quien le devolvió vida, ilusión, fuerzas, quien le transmitió el inmenso poder de la magia. El sol brillará cada amanecer, la luna se llenará de felicidad, la tierra se emocionará en cada eclipse, pero sin aquella estrellita no hubiera sido posible, y nunca pasará desapercibida para mi. La llamaré amistad.
Un abrazo enorme!!!

Rosa Paola dijo...

Hola, me gusto mucho, de hecho, te tengo en mis pag favoritas. Me gusta lo que expresas y a parte, pues..... puedo tomar algo de lo tuyo??? emmmm prometo ponerle autor.

"Si tu fueras la luna y yo el sol, hariamos un eclipse de amor".

Espero te guste la frase, me la mando mi amor.

Besos desde jalisco mx