domingo, 10 de febrero de 2008

CuEnTaCuEnToS... de todo un poco ;)

- Todo sucedió en un minuto, de repente me di cuenta de que me había tragado una canción.
- ¿Pero como va a ser eso?
- Te lo juro, es que no me di ni cuenta, estaba cantando y de repente me la había tragado y me estaba ahogando.
- ¿Cómo que te estabas ahogando?
- A ver, claro, que la canción era tan grande que se me había quedado en la garganta y no iba ni hacia arriba ni hacia abajo, que me estaba ahogando, que no podía respirar. Notaba como me apretaba, como me asfixiaba.
- ¿Y nadie te ayudaba?
- ¡Qué va! si es que cuando estaba cantando había un montón de gente, pero fue tragarme la canción y desaparecieron todos.
- ¿Cómo que desaparecieron?
- Pues que de repente ya no estaban.
- ¿Pero dónde se fueron?
- ¡Y yo que se!
- A lo mejor estaba ahí pero tú no los veías.
- Pero vamos a ver, ¡que no estaban! ¿me estás escuchando? que de repente ya no había nadie, nadie, estaba la habitación vacía, vacía, ¿entiendes? sin gente, solo yo y la canción atragantándoseme.
- Que sí, que sí, ya lo entiendo, tranquila no te sulfures.
- Si es que no me escuchas, no se para que te lo cuento.
- A ver, pues porque somos amigas, sabes que soy muy lenta en entender las cosas, pero que luego siempre intento ayudarte. A ver, ¿qué pasó después?
- ¡Qué me estaba ahogando!
- Sí, eso ya me lo has contado, me refiero a que pasó después de que se te atragantara la canción y de que desapareciera la gente.
- ¡Ah! pues se truncó la noche en áspera y feliz, en oscura y con destellos, yo creo que por las farolas...
- ¿Cómo? ¿Perdona? ¿Pero no te habías tragado una canción y te estabas ahogando?
- Si, claro, y me estaba ahogando, pero ahora era de noche.
- ¿Pero no estabas en una habitación?
- Sí, sí, pero de repente era de noche.
- Y en mitad de la calle porque si había farolas es que estás en mitad de la calle ¿no?
- Pues digo yo pero no se veía calle, a ver, que yo supongo que estaba en la calle por las farolas pero que en verdad yo no veía coches ni nada.
- ¿Pero como ibas a ver algo si te estabas ahogando? Porque te seguías ahogando ¿no
- Sí, me seguía ahogando... ¿o ya no me ahogaba?....
- ¿Cómo que ya no te ahogabas? Luego dices que la que se lía soy yo...
- Es que no me acuerdo de ese detalle...
- ¿Cómo que detalle? hombre, yo diría que ahogarte no es un detalle...
- ¿Sabes que te odio mucho no?
- ¿Sabes que eres una creída no?
- ¿Sabes que estas loca?
- ¡Mira tu quién fue hablar de loca!
- ¿Loca yo?
- Hombre, la verdad, soñar que te tragas una canción y que encima te ahogas con ella... muy normal no es desde luego.
- Claro, ahora me dirás que tu no tienes sueños raros, como aquella vez que te empeñaste en decir que habías soñado con que te hablaban las morcillas que mamá tenía colgadas en la cocina, ¡me dirás tú que es más raro!
- ¡Pero serás mala gente!

Y las dos hermanas tumbadas en el sofá siguieron compartiendo risas toda la tarde, hacía tiempo que las dos esperaban ese momento de confesiones, últimamente ninguna de las dos había tenido demasiado tiempo para nada, se merecían ese descanso. Se merecían una tarde para ellas, por eso y quizá solo por eso, porque la vida es un ir y venir de situaciones que se reflejan en los sueños, que hacen que todo lo real se vuelva superfluo a veces y todo se vuelva menos importante de lo que es. Por eso la felicidad envuelve cada amanecer cuando sabes que podrás compartir una guerra de almohadas al levantarte.

7 comentarios:

Carabiru dijo...

Es muy divertido, sobre todo la parte donde le cuenta el sueño, jejejeje.

Salu2

Jarrek dijo...

Me encantan los sueños que son tan difíciles de explicar.Y en mi caso los que mas recuerdo al despertar

¿Como me va a molestar tu comentario? Vuelve cuando quieras, estás en tu casa :D

Carlos dijo...

Las palabras van surgiendo y cuan hiedra van enredándose por las paredes de la imaginación uniendo frases, sueños, surrealimos, fantasías y locuras mientras las sonrisas de ambas ponen la guinda a un momento fantástico!
Anda que no lo es ser feliz!! :)
Muy buen collage Gloria y rebienvenida!!! Un abrazo

Ricardo dijo...

Cuesta comentar el text: me has envuelto en recuerdos.
Creo que me voy a quedar tirado panza arriba, con un pastito entre los dientes, y riendo con esa compañera que llevo dentro, también tirada a mi lado: mi juventud.

Besos desde el sur. Hace tiempo que no nos encontrábamos.
Otro beso.

Anónimo dijo...

El último párrafo da sentido a todo lo anterior y sirve de explicación también...

¿Qué mejor que algo así? Pocas cosas (al menos yo no cambio un rato así con mi hermana por nada del mundo).

Un besote!

**Pili** dijo...

muy bonito! de verdad felicitaciones!!!

Carlos dijo...

Deseo que estés disfrutando de un fantástico crucero y lo estés pasando supercalifragilísticamente genial!!! xd
Un abrazo!