martes, 8 de mayo de 2007

CuEnTaCuEnToS: - Hola, ¿Bailas conmigo?


- Hola, ¿Bailas conmigo?
No, así no. A ver, que tal:

-Hola, ¿Te apetece bailar?
No, así tampoco. Ains, que complicado es esto. Yo solo quiero que baile conmigo pero habrá mucha gente esta noche, tengo que ser convincente, sino no bailará conmigo nunca. Probemos otra vez:

- Hola, ¿Bailas?
Demasiado presuntuoso. Madre mía, mira que hora es. Debo arreglarme, ducharme, vestirme, comer algo, y todavía no sé como invitarla a bailar, que desastre. Tiene que ser esta noche, no habrá otra oportunidad. Seguro que hoy será la estrella de la fiesta, con un vestido largo y seguro que precioso, bueno, ella es preciosa. Sus ojos, sus labios, su pelo, ella es mi estrella. Quiero bailar con ella pero no me atrevo, ¿Y si ella no quiere bailar conmigo? ¿Y si prefiere bailar con otro? Tengo que seguir practicando, a ver, me acerco a ella, la miro, me inclino ante ella y le digo:

- Hola, ¿Me concedes este baile?
Y seguro que se ríe de mí en mi propia cara. Debo ser más original, tiene que ser algo que haga que realmente quiera bailar conmigo. Tengo que ducharme todavía, que desastre, lo dejo todo para el último momento, hoy es una noche muy especial, quiero bailar con ella. Tengo que arreglarme, camisa, pantalón y zapatos. No sé si seré capaz de bailar con zapatos. Que nervios, a ver, ¿que le digo?

- Hola, ¿Estarías dispuesta a bailar conmigo esta noche?
¡No, no, no y no! ¿Cómo le voy a decir eso? Que difícil es esto...

Llegó el momento, la fiesta ha comenzado. Mírala que guapa está esta noche con su vestido negro, hasta se ha pintado los ojos. Ahora o nunca, vaya ahora esta hablando con alguien. Estoy seguro que es la más guapa de la fiesta. Ya ha terminado de hablar, ahora.

- Hola, ¿Bailas conmigo?
- Hola guapo, por supuesto. ¿Desde cuando sabes tu bailar?
- Creo recordar que fuiste tú quien me enseñó.
- Hay que ver como pasa el tiempo, estas hecho todo un hombrecito.
- ¡Qué cosas dices abuela! Por ti si que no pasan los años. Por cierto, felicidades.

14 comentarios:

CAESAR dijo...

Diiiios que chulo que esta. De verdad me encanta. Yo bailaria contigo asta la eternidad, porque tu eres mi estrella, mi galaxia, mi universo, mi vida entera. Eres lo mas importante en mi vida y quiero pasar el resto de mis dias a tu lado, nuestra vida. Te quiero mas y mas a cada segundo. Te amo Gloria y siempre te amare. Muak!!
LETPM DMVPTSD TA EMU ET

ninive dijo...

Jajajaja Menudo final!! Oleeee esa abuela marchosa!! Me tenía ya atacao con tanto nervio :) Aunque ahora que caigo... creo que la historia esconde mucho mas sip. Realmente existía una destinataria de la frase que no era la abuela no? Vamos que despues de tanto ensayo no se atrevió y se lo preguntó a la abuela?
Sea como fuere nos regalas un instante frenético de ritmo y un magnífico final!
Un abrazo!

Anónimo dijo...

Ooooooooooooohhhhhh! Ya me parecía bonito, pero al ver que se trataba de su yaya y no de una chica, todavía me parece más lindo.
Muy buena historia nena y muy buen final, sobre todo eso.
Mil besitos y mil aplausos!

Anónimo dijo...

Jajajajaja anda queeeee tanta duda para bailar con su yaya!! No estará enamotado de su yaya no?? o_0 de todas formas me parece un final bastante original que hace que el relato se salga de los cánones habituales!!

un abrazo!!

Oski dijo...

Jajajaja tanto pensar, tanto pensar para al final decantarse por la frase más sencilla. Reflejaste perfectamente la desesperación por no saber que palabras usar exactamente. Me hiciste sonreír.

Un abrazo!

Oski dijo...

Se me olvidó añadir que el mejor puntazo fue el de bailar con su yaya al final.Jajaja grandioso final

Roc dijo...

Me ha encantao eso de que bailara con la yaya. Me encantan las abuelas y lo que saben de todo y lo divertidas que son. Al lado suya parecemos tontas. así que el chaval salió ganando jejejej.
besos.

sharon dijo...

Un final genial, tan inesperado que convierte a la historia en mejor aún de lo que era en un principio!
Y mira que no era fácil! porque como dice Oski haces sentir la búsqueda desesperada de las palabras adecuadas.
Un besito

Klover dijo...

Ainhs!!! como nos has engañado, gamberra!!! Me ha encantado...y no he podido evitar imaginarme una buela a lo "chicas de oro"...nos vemos...en dos diasssss!!!! aaaahhhh!!!

___________________ dijo...

Que bonitos esos nervios por bailar con su abuela, aunque nos tenía engañados, yo esperando un ligoteo...

Darka Treake dijo...

ajajajajaj!!!
Qué giro más bueno... muy tierno, bonito...

Todos deberíamos tratar así a nuestras abuelitas...
De verdad, precioso...

1b!!
Darka.

Brian Edward Hyde dijo...

Hola, Gloria!!
Bueno bueno: cuando he empezado a leer y me he dado cuenta de que era un tío me he dicho “no, no… los tíos no hablan así”, jajajaa. Después, cuando he descubierto que era un niño, me he dicho: “uy… un vocabulario demasiado complejo para un niño”. Y no obstante, no me esperaba esa sorpresa ;)
Besos!

Nos vemos mañanaaaaaaaaaaaaaa yujuuuuuuuuuuuuuuuuu

Ricardo dijo...

Y bue...al fin de cuentas, qué es un escritor, sino un buen pescador.
Aqui estoy, convertido de pez a pescado, con un anzuelo en mi boca y una lombriz con sabor a abuela.

Ciname a fuego lento.

Un beso Wane, vengo leyendo con retraso.

atenea dijo...

Ohhhhhhhhh qué tierno! :)

Me gusta porque no es nada previsible. Creo haber leído que no te visitó la inspiración esta semana... anda que si lo llega a hacer... jejeje En serio, genial la historia!

Un beso!!!