domingo, 9 de septiembre de 2007

CuEnTaCuEnToS: Se mordió los labios hasta que le sangraron los silencios...

Se mordió los labios hasta que le sangraron los silencios. Intentó no pensar, no recordar. Demasiado tarde. Las lágrimas resbalaban por sus mejillas sin que ella pudiese hacer nada por evitarlo. Todo era tan rápido y repentino que no podía asimilarlo todo de golpe. Quería decir tantas cosas que se le amontonaban en la garganta y no se dejaban salir unas a otras.

Allí estaba, en medio de tanta gente y a la vez sintiéndose tan sola. Ni siquiera se molestaba en apartarse las lágrimas de los ojos para conseguir distinguir algo entre la multitud. Siluetas, ruido, mar, corazón, distancia. Solo dos caminos, una escalera ascendente por la que se marchaba el único hilo de vida que le quedaba, un pasillo hacia la derecha con una puerta hacia el adiós. Allí estaba ella, un paso más un latido menos, un suspiro ahogado en su pecho, una lágrima recorriendo su mejilla, gente, mucha gente, miradas que atraviesan, ruido, movimiento, sueños. Una nota entre sus manos, un trozo de papel, un trozo de su vida. Lo aprieta contra su pecho y se derrumba. Las piernas no le responden, cae lentamente, como a cámara lenta, sin intención de levantarse nunca más. Mira a su reloj y suspira, se limpia las lagrimas con el puño, alza la cara en mitad de la nada.


Cerré el libro, bajé los párpados, suspiré y pensé "Todo el mundo va a su bola, menos yo que voy a la mía."

13 comentarios:

CAESAR dijo...

Hola cielo mio, me ha encantado el relato, triste pero genial, como siempre. No sabes cuanto te he echado de menos todo este tiempo, no hubiera soportado un dia mas sin verte. Siento mucho lo ocurrido todo este tiempo y solo deseo poder olvidarlo cuanto antes porque tu eres mi vida entera y la daria sin dudarlo por ti, me haces la persona mas feliz del mundo y espero que yo tambien te aga igual de feliz. Te amo aora y siempre, eres la razon de mi existencia ELMQMHPELV TA EMU ET

Klover dijo...

Joer..es imposible adelantarse a tu chico jajajaja...

Un relato lleno de sentimientos y que me ha encantado, sip.

Mirando la foto tuya en las escaleras no puedo evitar pensar que se parecen demasiado a las de la casa de mi "familia" cuando estuve en dublin (familia es un decir porque era una señora mayor -eso si...muy maja..- que se llamaba Kay) ni de coña es la misma no? pero es que es identica niña...

Bueno me voy a la bilio...

Un besote!

Anónimo dijo...

Desgarro de pensamiento, de sentimiento y sin embargo la sensación de soledad!

Me ha encantado. 1 besito guapa.
Jara

niobiña dijo...

Ainsss... Miniña!! Que me has echo llorar con este relato... Lágrimas en el aeropuerto, un amor que se deja atrás, un adios que te rompe el alma...

Te quiero y gracias por estar...

Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

El mundo de Yas dijo...

Pues... Corto pero intenso... y con un final inesperado... lo de que cada uno va a su bola menos yo que voy a la mia es algo que digo frecuentemente cuando en un lugar llamado X la gente y los acontecimientos se desfasan un poco en el tiempo. De ahí la famosa frasecita...
Me encantó, es como un poema de tristes dimensiones.

Un besote.
Yasi.

Ricardo dijo...

Vuelvo después de algún tiempo. Estoy en deuda con muchos Cuenta.
Vuevo y me encuentro con este relato. Quizás el giro del final, me haya permitido no quedarme más triste.
Perfecta pincelada de la desazón de esa muchacha.

Un cariño desde este sur

Mj dijo...

Odio las despedidas.
Con todas mis fuerzas.
Estoy a meses de estar en la situación de tu prota y sé que haré lo que ella.
Welcome back :)

pistachita dijo...

Jo chuiquilla, has conseguido que me metiera totalmente en la escena y me has transmitido todos los sentimientos que describes!

Me tienes que contar que tal por Dublín eh?

Miles de besos

Maya Takameru dijo...

Las despedidas son siempre tan dolorosas... Muy emotivo el relato y perfectamente narrado, me ha gustado mucho.

Queralt dijo...

Precioso, precioso, precioso...
Bueno, del relato, ¡ya te dido! Precioso. Repito: precioso... ¿queda claro que me ha gustado y que me ha parecido uno de los relatos mejor escritos? Pues, eso: precioso... además, al poner la última frase no sólo nos quitas con gracia un poco el hipo (por la tristeza), sino que, también, enlazas perfectamente con la semana pasada... en fin, ¿ya he dicho que me parece precioso? ¡Pues lo repito! jejejjejeje
Después te diré que, como ya he dicho algunas veces, no suelo leer los comentarios de los demás hasta que escribo el mio pero en este caso, al echarle un ojo a la declaración de amor que queda así como a la izquierda según escribo... pues, me ha intrigado y lo he leído todo, de arriba abajo... ¡pedazo de chico tienes! Vamos, en mis tiempos no conseguías que un hombre dijera esas cosas ni de coña y encima, ¡escritas! Que, enhorabuena a todas y todos por haber sido capaces de sacudiros tanta mierda de prejuicios y complejos e inseguridades. Y enhorabuena a vosotros dos en especial por el amor que os tenéis.
Otra cosa, no sabía que estabas en las irlandas, así que, te echaba de menos pero como no sabía si era por problemas de soporte técnico (no tuviste que cambiar el blog por algún motivo? me suena algo...), no he dicho nada y esperaba verte de nuevo en breve. ¡Y ya estás aquí! así que, bienvenida.
Más cosas, a Klover decirle que me ha hecho mucha gracia leer en su comentario que, su anfitriona dublinesa se llamara Kay, porque es exactamente el nombre de mi perrita... jejejjeeje
Me ha provocado ternura, ya ves, las cosas que tiene la edad... jejejejeje
El nombre de mi perrita sale del vocabulario quechua así que, no creo que coincida con el significado, sea cual sea, que tenga para la irlandesa.
Bueno, nada más de momento.
Que te recibo con un montón de cerecitas olorosas y que sepas, que son sólo para ti... igual que los brillantes besitos.

Queralt.

Anónimo dijo...

La primera parte es brutalmente desgarradora, tanto que hasta duele... pero, con el último párrafo la cosa cambia. Es tan breve que el lector puede tomárselo por varios puntos de vista y, como nadie tiene ganas de sufrir, muchos se inclinarían por el "menos doloroso".
Yo, todavía le estoy dando vueltas, jeje ;)
Un besote muy gordo y bienvenida de nuevo!!

MARISELA dijo...

¿Quién no se ha sentido así alguna vez?
Tú haces que duela el alma, pero al final le junta un bálsamo, porque me queda la duda si es una despedida o es que estaba ensimismada en la lectura.
Un abrazo.

~ dijo...

La escena se puede hasta palpar, tridimensionas cada acción en una descripción muy bien expresada más tambien consigues al mismo tiempo por la inercia del momento que esa nada alrededor quede retratada ignorando lo que está sucediendo de forma tan desgarradora. Dramas tan cercanos y tan lejos que ocurren entre la multitud. Despedidas, llegadas, momentos, instantes sublimes que tan bien supiste capturar uno y reflejarlo en este relato.
Welcome!
Un abrazo